¿Qué contiene nuestro KIT?

¿Cómo pedirlos?

Sacá el Kit del freezer unas horas antes de comenzar a cocinar.

Lavate las manos con agua y jabón. Limpiar y desinfectar las superficies en donde vas a preparar tus burgers y los recipientes donde elijas colocar los ingredientes. 

Si lo querés consumir y está congelado, colocá el pan aproximadamente un minuto cada uno en el microondas, en función de descongelar. Cortalo y reservalo. 

Cocinar las burgers en una plancha bien caliente. (Si la hamburguesa está congelada, bajá el fuego para que el calor llegue lentamente hasta el centro y la cocción sea pareja). Podés colocar manteca en la plancha para darle un sabor único y lograr que la carne se mantenga más jugosa. Utilizá una espátula para darlas vuelta, nunca utilices un tenedor o un elemento punzante para que no se rompan. 

No dejes que tu burger se seque mucho porque pierde sabor, pero asegurate que esté bien cocida, de modo tal que al cortar no desprenda jugos rosados ni tenga vestigios de tal color en la superficie del corte. Recordá salarla cuando la coloques y al darla vuelta nuevamente. 

 

Colocá el queso sobre el medallón un tiempo después de darlo vuelta y esperá a que se derrita. Poner dos fetas de cheddar juntas en forma de estrella le dará un “extra cheese” que bañará de sabor tu Burger.

Mientras se cocina la burger, y si no descongelaste la salsa, colocala sin el envoltorio en un recipiente y calentalo 30 segundos, removelo y calentalo otros 30 segundos las veces que sea necesario hasta que tenga la consistencia de mayonesa.

Cortá el pan separando la tapa de la base, pincelá ambas partes con manteca pomada (opcional) y apoyalas unos segundos en una plancha hasta que se doren. Esta capa apenas crocante suma sabor, temperatura y evita que los aderezos humedezcan el pan. Colocá la Salsa Black Pan sobre toda la superficie de tu pan tostado. 

¡Armala y disfrutá de las mejores Burgers en casa!

¡Si te quedó alguna duda, mirá el video de nuestro Chef!